Viviendas de menor área se debe al incremento del precio por m2 en Lima

En la actualidad las empresas inmobiliarias construyen viviendas de un menor tamaño y han incorporado a su portafolio de proyectos departamentos con un solo dormitorio, en respuesta a las nuevas necesidades que muestra el mercado.

Múltiples factores definen la nueva tendencia en la oferta inmobiliaria del Perú, entre ellos, el costo de metro cuadrado en zonas altamente residenciales y con mucha demanda de la ciudad, como lo explica José Luis Alzamora, gerente general de Tale Inmobiliaria, “los elevados costos de los terrenos en Miraflores, Barranco y San Isidro, obligan a las inmobiliarias a buscar eficiencias en el uso de los espacios, con  departamentos de menor metraje, pero con áreas comunes generosas y funcionales”.

Otro de los motivos que ha llevado a que cada vez hayan más departamentos más pequeños, es que las necesidades de los usuarios han cambiando en los últimos años, en 1980 una familia promedio tenia aproximadamente cinco hijos, número que se redujo a 2.4 en 2015 y se estima que para el 2030 se acerque a solo dos, como lo muestra el estudio “El futuro demográfico en Latinoamérica” de EAE Bussiness School.

Frente a esta tendencia Tale Inmobiliaria está lanzando un nuevo proyecto en Miraflores, Recavarren 181, “contará con departamentos desde 68m2, con una área social de más de 350 m2, en el primer piso tendremos un espacio comercial. El proyecto contará con la certificación Edge, la cual se otorga a edificaciones sostenibles. Esto generará que se reduzcan los consumos de energía y de agua, lo cual es un gran beneficio para nuestros clientes”, dijo que gerente general de Tale Inmobiliaria.

Por otro lado, también es importante hablar desde el lado comercial, porque cada vez son más las personas que saben que es seguro invertir en inmuebles, según la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios del Perú (ADI), la rentabilidad de revender un inmueble promedia el 5% de su valor original. De la misma forma, el alquilar estos inmuebles a jóvenes o a turistas por plataformas como Airbnb, también da réditos.