Ministerio de Vivienda formará inspectores para salvaguardar vida de las personas en edificaciones

Un total de 40 nuevos inspectores técnicos de seguridad en edificaciones, es el primer grupo de profesionales que serán formados por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento – VIVIENDA. La instrucción se realizará mediante un curso de especialización, en el marco del convenio suscrito con la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

“Una vez concluido el curso, los inspectores estarán preparados para evaluar el riesgo y las condiciones de seguridad de la edificación, en función a la actividad que se desarrolla en ella, verificar la implementación de las medidas de seguridad que requiere y analizar la vulnerabilidad, con el fin de asegurar la prestación de los servicios y salvaguardar la vida de las personas que habitan, concurren y laboran en los establecimientos”, indicó el ministro de Vivienda, Miguel Estrada.

La formación de los nuevos inspectores se realizará de acuerdo al Nuevo Reglamento de Inspecciones Técnicas de Seguridad en Edificaciones, a fin de que sean autorizados por VIVIENDA. Actualmente, existen 1285 inspectores inscritos y autorizados en el Registro Nacional de Inspectores Técnicos de Seguridad en Edificaciones.

El primer Curso de Especialización en Inspección Técnica de Seguridad en Edificaciones (ITSE) está dirigido a profesionales de arquitectura e ingeniería e iniciará el 25 de mayo. El contenido técnico del curso fue aprobado por el Sector VIVIENDA y se proyecta realizar cada seis meses, durante un periodo de 5 años, tiempo de vigencia del convenio.

Desde enero del 2018, VIVIENDA, a través de la Dirección de Construcción, asumió las funciones relativas a ITSE, incluyendo las inspecciones para los espectáculos públicos deportivos y no deportivos y las visitas de inspección de seguridad en edificaciones. Estas funciones implican emitir normativa complementaria, liderar a nivel nacional la supervisión de los gobiernos locales en la ejecución de estas inspecciones, promover el desarrollo de capacidades e incorporar mecanismos eficientes, estandarizados y predecibles para la ejecución de las inspecciones, entre otros.