Miraflores: este año iniciarán construcción de proyecto en ex cuartel San Martín

El nuevo alcalde del distrito de Miraflores, Luis Molina  indicó que este año se estaría iniciando la construcción del anunciado proyecto en el excuartel San Martín (del Grupo Intercorp), por US$ 680 millones.

Respecto a este proyecto el alcalde sostuvo que constará de un centro comercial, un centro de convenciones, un hotel de lujo, un rascacielos de 60 pisos y cuatro torres de viviendas.

Este proyecto inmobiliario se viene gestionando desde el 2012, año en que fue presentado el estudio de impacto vial a la Municipalidad Metropolitana de Lima, y hasta diciembre del 2018 no le había dado su aprobación.

No obstante, Molina adelantó que el Grupo Intercorp ya encontró la forma de subsanar las observaciones. “He conversado con el grupo (Intercorp) y nos ha dicho que en el 2019 iniciarán la construcción del proyecto del excuartel San Martín, de obtener el visto bueno de la Municipalidad de Lima. El único problema que tenía era el estudio de impacto vial, pero van a presentar la solución, que consiste en construir una salida de la zona comercial en túneles, para no afectar ni a Miraflores ni a San Isidro”, señaló el burgomaestre al diario Gestión.

El terreno tiene una extensión de 68,400 m2 y está ubicado en el límite entre Miraflores y San Isidro. Se trata de uno de los últimos terrenos disponibles de estas proporciones en el distrito y fue vendido por ProInversión en el 2010, en favor de Urbi Propiedades (Grupo Intercorp) y Graña y Montero (GyM), que inicialmente eran socios en este proyecto. Sin embargo, a inicios del 2017, GyM vendió su participación del 50% a su socia.

Para lograr el objetivo antes señalado, Molina señaló que buscarán eliminar los “excesivos trámites burocráticos”, y desarrollarán un plan “para eliminar actos de corrupción”, que suelen generar retrasos en las solicitudes de licencias.

A la Municipalidad de Miraflores llegan en promedio 12 solicitudes de licencias para negocios por día, de las cuales son aprobadas unas ocho. El resto no son admitidas porque no cumplen los requisitos de defensa civil o de licencia de funcionamiento, explicó el alcalde.