Sector inmobiliario crecería alrededor de 6% este año impulsado por construcción de viviendas

El banco Scotiabank también prevé que continuará la tendencia alcista en el precio de las edificaciones como consecuencia del mayor valor de los terrenos, que en los últimos años han elevado su participación en la estructura de costos de los proyectos inmobiliarios.

El sector inmobiliario mostraría una expansión similar al del sector construcción durante el año 2014, es decir, en términos de metros cuadrados construidos se espera que se registre un crecimiento de alrededor de 6%, señaló el Scotiabank.

Este resultado estaría influenciado por la actividad edificadora de viviendas, que mejoraría su comportamiento durante el 2014 debido a que se espera una mayor demanda de viviendas tanto en Lima como en provincias, producto del buen desempeño de la economía local, que influye en la mejora de los ingresos de la población.

Asimismo, se espera continúe el buen desempeño de la actividad edificadora en el segmento de oficinas, dada la importante presencia de proyectos a desarrollarse durante el presente año, sumando a que se espera se mantenga el dinamismo de la economía local, lo cual incidiría en la expansión de medianas y grandes empresas.

En términos de valor el incremento sería mayor, aunque a un menor ritmo, dado los importantes incrementos registrados en años anteriores, señaló el analista senior del Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank, Carlos Asmat.

“En este caso prevemos que continúe la tendencia alcista en el precio de las edificaciones como consecuencia del mayor valor de los terrenos, que en los últimos años han elevado su participación en la estructura de costos de los proyectos inmobiliarios”, señaló en el Reporte Semanal del banco.

Indicó que las proyecciones anteriores tienen como supuesto un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de 5.5% en el 2014, tomando en cuenta un panorama económico internacional estable, pues se espera que el retiro monetario (tapering) por parte de Estados Unidos se realice gradualmente y este no impacte sobre la economía real de manera significativa.

Agregó que es importante tomar en cuenta el desempeño de la economía local dado que las decisiones de inversión en el sector inmobiliario tienen alta correlación con los ciclos económicos.

 

Viviendas

En lo que se refiere a la edificación de viviendas, se espera que este segmento registre un comportamiento positivo debido a la aún alta demanda insatisfecha.

Ello tomando en cuenta la presencia de diferentes programas habitacionales por parte del gobierno y el interés de las firmas inmobiliarias para la construcción de viviendas dirigidas a los segmentos C y D.

Esto sobre todo para la edificación de condominios multifamiliares por etapas, en zonas periféricas de Lima y gradualmente en provincias, especialmente en zonas con terrenos saneados y que cuenten con servicios básicos o que estos puedan llegar ser instalados en el futuro.

Asimismo, la demanda en segmentos A y B mantendría un comportamiento positivo aunque a un menor ritmo que años anteriores, ello en parte debido a condiciones crediticias más estrictas, la diversidad en los requerimientos para obtener las licencias de construcción, y la dificultad para encontrar terrenos a precios accesibles.

Por otro lado, el Fondo Mivivienda (FMV) mediante sus programas inmobiliarios Nuevo Crédito Mivivienda (NCM) y Miconstrucción, espera cerrar el año 2014 con un monto de créditos colocados que superaría los S/. 2,000 millones, registrando un incremento de aproximadamente 43% respecto al monto colocado durante el 2013.

En esta misma línea, durante el año 2014 el FMV espera colocar 25,000 créditos hipotecarios, de los cuales 13,000 créditos serían mediante el NCM y 12,000 créditos mediante el programa Miconstrucción.

Asimismo, la entidad estatal también tiene previsto adjudicar 25,000 Bonos Familiares Habitacionales (BFH).

De otro lado, en el segmento de viviendas construidas por empresas formales, que en su mayoría se financian mediante créditos hipotecarios, se espera que continúe la tendencia de reducción en la superficie de los departamentos.

Esto debido al incremento en el valor de los terrenos, sumando a los diferentes requerimientos para la construcción de viviendas según la zona de edificación.

Asimismo, la oferta inmobiliaria se concentraría cada vez más en condominios multifamiliares algunos de uso mixto –viviendas y comercio- , para así aprovechar economías de escala, generando ahorro que se traslada al precio de los departamentos, especialmente en zonas de la periferia de la ciudad y en algunas provincias.

Fuente: Gestión