Se reiniciaron obras de construcción paralizadas en Madgalena

Alcalde Francis Allison informó que su par de San Isidro levantó medida irregular

 

El alcalde de Magdalena, Francis Allison, informó hoy que se han reiniciado las obras de construcción que fueron paralizadas de manera «ilegal, usurpadora y arbitraria» por la comuna de San Isidro el pasado jueves 22.

 

Indicó que se ha recuperado un edificio en construcción de manera pacífica, con la finalidad de que los trabajos continúen sin restricciones.

“El alcalde (de San Isidro Manuel) Velarde ha levantado la orden ilegal, prepotente, arbitraria y sin sustento alguno de paralizar siete construcciones, y por eso hemos puesto 100 serenos para vigilar la continuación de los trabajos de edificación”, sostuvo tras verificar el reinicio de las obras de la empresa Esparq EOM, en la cuadra 30 avenida Salaverry.

 

Allison hizo un llamado a su homólogo de San Isidro para que evite enviar efectivos de su Serenazgo al edificio en construcción a perpetrar agresiones.

 

En ese sentido, aseguró que se defenderán y que cualquier hecho de violencia será responsabilidad penal del burgomaestre Manuel Velarde.

 

“El operativo (de recuperación del lugar) fue impecable, no hubo ni un rasguño, ni un insulto, ni mucho menos enfrentamientos”, comentó Allison.

 

Indicó que de los siete edificios con licencia de construcción – que en un principio fueron paralizados – solo falta reiniciar las obras en uno de ellos.

 

Denuncias

 

Allison recordó que su administración interpuso cinco denuncias penales contra el alcalde de San Isidro y sus funcionarios responsables de esas paralizaciones de construcción por los delitos de abuso de autoridad y usurpación de funciones.

 

“Además, hemos presentado un hábeas corpus contra el burgomaestre Manuel Velarde, porque impidió el ingreso de los propietarios a sus edificios”, señaló.

 

La autoridad edil de Magdalena del Mar argumentó que en el Perú ningún alcalde puede prohibir que los ciudadanos ingresen a su propiedad.

 

“Esto es un atentado contra los inversionistas. Se debe respetar la ley y los derechos de los vecinos”, comentó.

 

Allison, recordó que una resolución del Tribunal Constitucional emitida en marzo del 2004, dispuso que todas las licencias de construcción o funcionamiento otorgadas por su comuna en esa zona tienen plena validez.

 

La zona en litigio entre ambos municipios está comprendida entre las avenidas Del Ejército, Salaverry, Juan de Aliaga y Sánchez Carrión. En ella, existen unos 810 locales con licencia de funcionamiento otorgadas por la Municipalidad de Magdalena del Mar.

 

Fuente: Andina