PLAM 2035 deja cerca de 110 proyectos de desarrollo urbano para próximos alcaldes

Alrededor de 110 proyectos se encuentran en cartera para ser abordados por esta y las próximas gestiones municipales, como parte del Plan Metropolitano de Desarrollo Urbano de Lima y Callao – PLAM 2035.

El coordinador técnico del Plan, José García Calderón señaló que la formulación de este conjunto de ideas para la ciudad se concretará este año, para dar paso a la implementación de los mismos.

Manifestó que en los resultados de este proyecto debe pesar más que los intereses y conflictos políticos, ya que temas como la mejora del sistema vial y servicios públicos no concluirán con el fin de la gestión de Susana Villarán, actual alcaldesa.

«El PLAM deja una cartera de proyectos urbanos para los próximos años y no es un herramienta política, es más bien de política pública, ya que tiene un alcance a mediano y largo plazo que debe ser asumido por las dos o tres siguientes gestiones municipales», subrayó en diálogo con la agencia Andina.

En esa línea, destacó entre estos planes el desarrollo de los principales ejes de movilidad como el Tren Eléctrico y el Metro de Lima, la reforma de transporte y los nuevos puntos de centralización.

«Lima debe ser una ciudad policéntrica, debe dejar de concentrar todo el movimiento económico y social en el Centro. Hay proyectos que buscan desarrollar «centros» en la zona norte y la zona sur», mencionó.

Uno de los primeros pasos de este Plan es convertir a Lurín en una ciudad ecoindustrial, cuyo objetivo integrar 500 hectáreas para viviendas, 4,300 para áreas verdes y de lomas y 2,000 adicionales para el desarrollo industrial.

García Calderón señaló que Lurín es un distrito pujante con graves problemas de ordenamiento de territorio, donde las zonas de uso industrial y residenciales se mezclan, afectando la habitabilidad.

La mencionada propuesta ha sido coordinada con el municipio distrital de Lurín, con los diferentes propietarios de los terrenos y con organizaciones civiles de la zona, a través de múltiples reuniones y mesas de trabajo.

Fuente: Andina