Petroperú y GeoPark extienden contratopara invertir en lote 64

El directorio de Petroperú acordó extender el plazo del contrato para la exploración y explotación del lote 64, que se había suscrito con GeoPark Perú.

En octubre del año pasado (Gestión 02.10.2014), se anunció el convenio entre ambas empresas para realizar esta operación conjunta. El desarrollo de la primera etapa tenía un plazo entre 6 y 12 meses y demandaría una inversión estimada en unos US$ 160 millones.

Con el nuevo acuerdo, se alarga la ejecución de esta inversión, aunque el nuevo plazo del contrato no se ha anunciado.

Explotación

Además de la sociedad con GeoPark, Petroperú estaba cerca de firmar un acuerdo con Graña y Montero para participar en los lotes III y IV. Sin embargo, la petrolera estatal decidió no participar en ello. Según el nuevo presidente de su directorio, Germán Velásquez Salazar, haber declinado el acuerdo con Graña y Montero no significa que Petroperú haya descartado volver a explotar el hidrocarburo.

“¿Ir al upstream? Claro que sí. Cualquier empresa quiere tener control de su materia prima, más aún en este negocio donde ahí se ven los verdaderos márgenes. Pero hay que hacerlo bien”, dijo.

En ese sentido, también anotó que, según el estudio elaborado por Wood Mackenzie, sí recomienda incurrir en actividades de explotación, pero aclara que esos proyectos “deben estar correctamente estructurados y ejecutados”.

Sin embargo, en el caso del contrato con Graña y Montero, aclaró que tenía riesgos en cuanto a la gestión porque, si Petroperú iba a ser accionista minoritario, había que tener mucho cuidado con la formulación.

En tanto, los trabajadores preparan acciones legales para impedir la firma de los lotes III y IV y revertir la decisión del directorio de Petroperú (ver mayor información en la página 27).

Recursos

Una de las condiciones para la firma del acuerdo era que Petroperú debía hacer un desembolso importante de recursos (ver otrosí digo).

Al respecto, Velásquez observó que la petrolera estatal tiene problemas de caja importantes, que son rescatados en el estudio elaborado por Wood Mackenzie.

Ello -explicó- se debe a que la firma tiene obligaciones que cumplir en los próximos años. Por ejemplo, están los US$ 2,700 millones que Petroperú planea invertir en el proyecto de modernización de la refinería de Talara.

Inversión de casi US$ 9 millones

Acuerdo. Según dijo Germán Velásquez, firmar el contrato con Graña y Montero demandaría una inversión considerable. Al momento de firmar el decreto supremo, tendrían que haber desembolsado US$ 5 millones y, entre mayo y diciembre de este año, el 25% de US$ 15 millones, es decir, 3.75 millones adicionales.

Fuente: Gestión