“Hay inversionistas interesadosen un Larcomar en Magdalena”

Afirma que hay interés de tres inversionistas. Proyecto es por más de US$ 50 millones. Cada mes, recibe entre 10 y 20 solicitudes de construcción.

 

¿Qué tipo de inversión privada ingresó más a Magdalena en los últimos años?

 

Magdalena se ha beneficiado con la construcción de edificios para viviendas. Hablamos de cientos de millones de dólares, porque en el distrito se han levantado cerca de 200 edificios.

¿También con la construcción de edificios para oficinas?

 

Lamentablemente la desaceleración ocasionó que los bancos pusieran condiciones muy rígidas a los constructores de oficinas, lo que terminó enfriando el impulso que tenía el distrito en ese rubro.

 

¿Cuánto fueron los ingresos por licencias de construcción?

 

En el 2012 recibimos S/. 6 millones; en el 2013 bajó a S/. 4.5 millones y en el 2014 llegó apenas a S/. 3 millones.

 

¿Y actualmente cuántas solicitudes de licencias de construcción reciben?

 

En promedio tendremos entre 10 a 20 licencias de construcción al mes, entre grandes construcciones y pequeñas remodelaciones.

 

¿Cuál es precio promedio del metro cuadrado en Magdalena?

 

El más barato US$ 2,000 y el más caro US$ 6,000.

 

¿Cuál es la zona exclusiva?

 

El sector pegado hacia San Isidro evidentemente es el más exclusivo. Ahí se construyen viviendas para personas con más recursos. Los inversionistas en la zona menos costosa, que es el límite con San Miguel, optaron por construir edificios de viviendas para ciudadanos de menos recursos.

 

¿Y cuáles son las zonas para las oficinas?

 

La zona que ha recibido casi el 90% de inversión para la construcción de oficinas es el sector que va desde la av. Juan de Aliaga hacia la av. Salaverry. Hemos recibido unos quince pedidos para construir oficinas y doce son para esa zona.

 

¿Qué otro tipo de inversión privada buscan atraer?

 

El sector hotelero empezó a ver a Magdalena como un lugar donde puede invertir. Recibimos el primer Hotel Costa del Sol. Nos agrada mucho recibir este tipo de inversiones porque son negocios de calidad.

 

¿Cómo piensan lograrlo?

 

Hicimos una norma que permita la acumulación de lotes. Es decir, tú compras cuatro casas, si tres de ellas tienen una zonificación menor, esas tres se acogen a la zonificación mayor.

 

Esto permitió atraer a los que invierten de verdad. Tumban varias casas y construyen un solo negocio.

¿Qué planes tienen con la zona alta de la Costa Verde de Magdalena?

 

En algún momento Susana Villarán declaró que iba a flexibilizar la ordenanza N° 1414, la cual declara que los acantilados son una zona de tratamiento paisajístico y no permite construir nada. Es un error, por lo menos el 20% debería reservarse para la inversión privada.

 

¿Algún proyecto tipo “Larcomar”?

 

Magdalena y San Miguel quieren un “Larcomar” con el nombre que tenga. No queremos mutilar acantilados, comprendemos claramente que es una zona que hay que preservar, pero también pedimos que exista un equilibrio entre el acantilado y la inversión privada.

 

¿Cómo lograr ese equilibrio?

 

Queremos que Luis Castañeda, con su Concejo Municipal, permita la modificación de la ordenanza N° 1414 para tocar solo un 5% del malecón y lograr que Magdalena tenga su “Larcomar”. Hay muchos inversionistas que han venido a hablarnos del tema, lo que les digo es que por el momento es inviable mientras que esa norma no sea modificada.

 

¿De cuánta inversión estamos hablando?

 

Bueno, en un proyecto de este tipo estamos hablando de una inversión de más de US$ 50 millones.

 

¿Qué inversionistas están interesados?

 

No te lo puedo decir, porque estoy prohibido por Ley. Pero hay dos que veo con mucha intención de hacer un “Larcomar” en Magdalena y una tercera que ha venido a conversar. Manifestamos apoyo a la inversión privada siempre y cuando respete las normas y a los vecinos.

 

¿Algún nuevo retail o supermercado intenta ingresar al distrito?

 

Lamentablemente no hay grandes terrenos en Magdalena para esto. Lo que hacemos es sugerirles a los inversionistas terrenos. Los ayudamos a buscar. Esta, por ejemplo, la iglesia católica. Los salesianos de Magdalena tienen un terreno destinado para un conservatorio, puede utilizarse, pero esto dependerá de los acuerdos.

 

¿Pero qué empresas están buscando?

 

Cencosud nos ha buscado en su momento, el grupo Wong perdió el supermercado de San Felipe, pero siguen buscando en la zona.

 

¿Les interesa impulsar el boom gastronómico?

 

Nos interesa la inversión en restaurantes cinco tenedores. Tenemos algunos, pero son muy pocos. Los vislumbramos también en la zona de Salaverry, Juan de Aliaga y Javier Prado. Tenemos que dar un salto más.

 

Inversión pública. El municipio invertirá alrededor de S/. 30 millones en la construcción de dos espigones en forma de “L” dentro del mar. Esto permitirá tener una playa de aguas tranquilas.

 

Viabilidad. Se invertirá alrededor de S/. 5 millones en la ampliación de dos a tres carriles de la av. Javier Prado. Además, de la adquisición de semáforos inteligentes para todo el distrito.

 

Zona empresarial. El sector entre las avenidas Juan de Aliaga, Salaverry, Pershing y El Ejército está destinado para construcción de oficinas. Buscan que Magdalena tenga una zona empresarial tipo San Isidro.

 

Fuente: Gestión