Gobierno cerrará en el 2016 la brecha de agua y desagüe para todo Lima

El Gobierno cerrará en el 2016 el déficit de las conexiones de agua y desagüe en todo Lima, donde numerosas familias pobres que viven en las zonas periféricas aún carecen de esos servicios básicos, aseveró  el presidente Ollanta Humala Tasso.

Ese esfuerzo demandará más de mil millones de nuevos soles, indicó en un encuentro con dirigentes vecinales de Lurigancho y Huarochiri, en el cono este de la ciudad, a quienes dio a conocer los avances de la ampliación de los proyectos de agua potable y alcantarillado del Esquema Cajamarquilla, Nievería y Cerro Camote, que forman parte del Programa 148.

Explicó que esta iniciativa, que tiene un costo de aproximadamente 460 millones de soles,  cuenta con la cooperación del Banco Interamericano de Desarrollo y la banca alemana, pero la pagará el Estado a través de Sedapal.

La obra involucra la construcción de plantas de tratamiento de agua residual, cañerías y diversos equipamientos, por lo cual genera puestos de trabajo.

Humala recordó que Lima, una ciudad de casi 10 millones de habitantes, ha crecido en las últimas décadas de manera horizontal, más allá de las zonas urbanizadas y expandiéndose de manera precaria y sin planificación hacia los arenales y los cerros de la periferia.

Ello, añadió, implica un desafío para el Estado, de otorgar los mismos servicios que tienen las áreas urbanas.

«El compromiso de este gobierno al 2016 es cerrar la brecha de agua y desagüe para todo Lima, no solo para la zona urbana, sino para todo Lima. Ese esfuerzo representa mucho más de mil millones de soles, mucho más», refirió.

Para la correcta ejecución de esos recursos, advirtió, se requiere trabajar de manera transparente y luchar contra la corrupción, a efectos que no se gaste más de lo justo en el desarrollo de las obras.

Señaló que si en Lima aún se está construyendo redes de agua y desagüe, el problema es mayor aún en el interior del país, razón por la que se trabaja a nivel nacional para reducir ese déficit, porque todos los peruanos y peruanas tienen derecho a tener servicios de agua y desagüe.

De la misma forma, agregó, se está trabajando en la electrificación, llevando este servicio a las comunidades, y también inyectando recursos a los Gobiernos Regionales para construir pistas y veredas.

Finalmente, ratificó que para el Estado peruano todos los ciudadanos son iguales y no se discrimina a nadie.

Fuente: Andina