En 95% se logró recuperar áreas públicas para ejecutar proyecto Línea Amarilla

Luego de notificar a sus ocupantes, la Municipalidad de Lima demolió esta madrugada tres viviendas ubicadas del asentamiento humano 9 de Octubre, en la franja marginal izquierda del río Rímac, que obstaculizaban la continuación del proyecto Línea Amarilla en el tramo que comprende la avenida Morales Duárez, en la zona del Cercado.

Los inmuebles ocupaban espacios de uso público y fueron construidos en zonas de alto riesgo no aptas para fines de vivienda y alta vulnerabilidad física, lo que representaba un peligro para las personas que los ocupaban, según informó la Gerencia de Desarrollo Urbano de la comuna metropolitana.

Pese a esta condición irregular, los propietarios mantenían ocupando los terrenos, ante lo cual, personal de la comuna procedió a recuperar el área, amparándose en una resolución de ejecución coactiva expedida y notificada a los posesionarios de las viviendas.

El gerente de Fiscalización del municipio limeño, Cristian Rosenthal, indicó que a la fecha se logró avanzar en un 95% en la recuperación de las áreas públicas donde se ejecutará el proyecto Línea Amarilla.

Precisó que LAMSAC, empresa ejecutora del referido proyecto, está encargada del proceso de resarcimiento económico a los propietarios de las viviendas que son afectadas por el desarrollo de las obras, al amparo de la ley de expropiaciones.

El proyecto Línea Amarilla prevé la construcción de un corredor vial multimodal para transporte público y privado que unirá 13 distritos, desde Lima hasta el Callao, el cual permitirá agilizar el tránsito vehicular en la capital y beneficiar a miles de personas.

Fuente: Andina