Construcción en sitio propio perjudica actividad inmobiliaria formal

Modalidad impulsada por el Gobierno no alcanzará sus metas, pues sus nuevos programas requieren tiempo para implementarse.

Según fuentes del sector constructor e inmobiliario, el impulso por parte del gobierno a la modalidad de “construcción en sitio propio” -que ya existía en Techo Propio y que recientemente ha creado para el segmento Mivivienda (a través de los programas Miconstrucción, Mismateriales, Mi lote, etc.)– es una estrategia que perjudica a la actividad inmobiliaria formal.

“Lo peor es que a la larga esta modalidad no alcanzará sus metas pues sus nuevos programas requieren tiempo para implementarse”, afirmaron a Gestión.

Vivienda urbana

Al respecto, indicaron que si bien los programas de vivienda urbana del gobierno han generado 195 mil unidades habitacionales (cifra que no se condice con los niveles de colocación de Mivivienda y Techo Propio) y que el propósito hasta el 2016 es promover su masificación a través de megaproyectos, no se pretende alcanzar metas mucho mayores a las planteadas hasta la fecha.

“Tampoco se ha señalado cómo se revertirán los cuellos de botella que, además de las trabas burocráticas, afectan el desarrollo de este mercado”, dijeron.

Explicaron que como parte de estas trabas están la carencia de suelo urbano, inexistencia de factibilidad de servicios, precios de viviendas y valores de Bono Familiar Habitacional en el Programa Techo Propio, restricciones crediticias para familias con ingresos no formales, entre otras.

Fuente: Gestión