Casas de lujo que navegan por el mar

Los mejores estudios de diseño del sector náutico trabajan para combinar lujo y seguridad para los clientes más exigentes del mundo inmobiliario.

Sentirse como en casa, pero cruzando los océanos o a los pies de unas de las mejores calas del Mediterráneo.

Ésta es la línea de trabajo en la que los mejores estudios de interiorismo trabajan cuando configuran la vida a bordo de un barco. No es cuestión solo de dinero, es más bien de acertar con el gusto de su cliente, para que el armador de la embarcación y sus invitados disfruten de cada estancia con el máximo lujo y seguridad.

En muchos casos hay que buscar un hueco para un comedor salón con pista de baile y piano, para una sala en la que se proyectan películas, un gimnasio o una piscina desbordante.Todo depende de la eslora de la embarcación.

Una labor que cada año tiene dos especiales reconocimientos: los premios World Superyacht Awards, algo así como los Oscar de la industria náutica, y The International Yacht & Aviation Awards, en Los Angeles, con la publicación Design Et Al. Unos galardones cuyas votaciones están abiertas al público a través de internet.

Lo mejor de lo mejor del exclusivo mundo de las grandes esloras se reúnen en estas citas para recibir unos premios que reconocen su particular puesta en escena sobre las olas. La labor del estudio portugués Casa do Passadiço ha recibido el reconocimiento, en la categoría de embarcaciones a motor hasta 30 metros, por su diseño en el Yate 88 del astillero británico Sunseeker.

En el diseño de un yate, la seguridad juega un papel fundamental. En el del interior, el lujo, el confort y la exclusividad son esenciales.

El estudio Casa do Passadiço está especializado en el diseño de interiores de hoteles y casas de lujo. Dirigido por Catarina Rosas y sus dos hijas, Catarina y Claudia Soares Pereira, este año se han estrenado en el sector náutico y ha sido todo un éxito porque ha conseguido uno de los premios más prestigiosos.

«Nos gusta crear sueños y espacios que durarán en el tiempo», relata Catarina Rosas.

«Existen embarcaciones fantásticas que admiramos por su diseño, pero no tenemos ninguna como referencia. Pensamos que es esencial que estén bien diseñadas, sean prácticas y confortables.

Nos gusta que aporten una imagen fresca en su interior, pero no muy modernas», comenta Claudia Soares. Una inspiración que confiesan les ha llegado en sus días de navegación por el Algarve (Portugal), pero también por Formentera, Saint Tropez y Mónaco.

El armador de la embarcación, el Jacht77, contactó con el estudio cuando iba a encargar el yate de 29 de metros al astillero Sunseeker. «Proyectamos el interiorismo custom made en exclusiva para este barco: tejidos, sofás, cojines, mesas, sillas, alfombras e iluminación. Hemos escogido objetos, vajillas y accesorios.

Todos los textiles de los interiores y exteriores han sido hechos especialmente para este proyecto, con el nombre del barco bordado a mano, en Italia», concluye.

Si usted está pensando en comprar un yate y convertirlo en su hogar, este estudio sería una buena opción, pero hay otras en el mercado.

Fuente: Gestión