Capeco advierte que cuatro principales trámites municipales traban la inversión

El cambio de zonificación es el trámite más “doloroso” para los empresarios que desean invertir en proyectos inmobiliarios, pues puede llevar más de un año en concretarse.

A tomar en cuenta. En el contexto actual, donde la “tramitología” es la palabra de moda para el sector empresarial, la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) señaló que hay cuatro principales trámites municipales que traban la inversión inmobiliaria en el país.

De acuerdo con el presidente del Comité General de Obras de Edificación del gremio, Ricardo Arbulú, el trámite más “doloroso” es el denominado cambio de zonificación, que es solicitado por las empresas cuando la zonificación está desactualizada y se requiere mayor altura o un nuevo uso para el terreno.

“Esto puede tomar más de un año. Ese es un tiempo que no se puede esperar y por eso muchas inversiones se van del distrito e incluso del país”, manifestó.

Un segundo trámite es la aprobación del anteproyecto de la obra, el cual, si bien debería tomar 15 días, demora más de tres meses, porque para conseguir el visto bueno, se exigen varios requisitos y revisiones.

A ello, le sumó la aprobación del proyecto, donde, muchas veces, a pesar de que una empresa presente una iniciativa similar al anteproyecto, tiene que “sufrir” nuevas observaciones o requerimientos que suele plantear la autoridad.

“Estamos hablando de nuevos estudios de impacto vial, opinión de los vecinos, etcétera. Ahí viene el retraso de las inversiones y la generación de incertidumbre”, dijo.

Finalmente, indicó que están todos los trámites vinculados a la habilitación urbana, la cual puede demorar más de un año debido al engorroso proceso que tiene.

Una pequeña luz

Sobre el último punto, Arbulú indicó que, afortunadamente, se ha dictado una modificación a la norma de habilitación urbana para que, de oficio, donde la municipalidad identifique un lote único y consolidado, le cambie la zonificación.

“Lamentablemente, esta norma está siendo aplicada por pocos distritos, como Ate, San Juan de Lurigancho y Carabayllo”, anotó.

El empresario indicó que esta es una iniciativa interesante porque les da flexibilidad a los municipios distritales para que puedan avanzar y captar más inversiones. “Si bien al final la inversión se puede dar (en un distrito en particular) la idea es que se concrete en el período más corto”, comentó.

LAS CLAVES

Iniciativa. La CCL planteó la creación de un único TUPA para las municipalidades a fin de acelerar las inversiones.

Demanda. El exviceministro Guido Valdivia estimó que se requieren 15 mil nuevas hectáreas de vivienda al 2034.

Consumidor. El 30compradores potenciales de vivienda son solteros sin hijos.

EN CORTO

No es la solución. Capeco informó que el Ministerio de Vivienda les sugirió como una alternativa a los problemas de “tramitología” que se dirijan a la Comisión de Barreras Burocráticas del Indecopi. “Lo único malo es que ellos se demoran más de seis meses en ayudarnos y solo benefician al denunciante y no a todos los promotores”, anotaron.

Se requiere fiscalización del sector

Para Capeco, solo el cumplimiento de la Ley de Regulación de Habilitaciones Urbanas y de Edificaciones podría ayudar a destrabar la inversión inmobiliaria.

“Esta norma tiene cinco años de vigencia y si bien puede tener sus límites, el Ministerio de Vivienda debe asumir un rol fiscalizador en los municipios, que son los principales infractores de esta ley, pues no la cumplen”, dijo el presidente del Comité de Obras de Edificación del gremio, Ricardo Arbulú.

Advirtió que en muchas ocasiones, algunos municipios exigen a las empresas trámites que no están normados, por presuntos intereses políticos y económicos, los cuales entorpecen la inversión.

Fuente: Gestion