Calificación de Moody’s es el pretexto perfecto para impulsar la infraestructura en el Perú

“Quizás no crezcamos a 6 o 7%, pero el Perú puede sostener crecimientos entre 5 y 6% por muchos años más”. Así, resumió Luis Felipe Arizmendi, presidente de GPI Valores, el entorno macroeconómico. Conoce lo que opinó sobre Moody’s.

Este es el momento. La subida en dos escalones (Baa2 a A3) de la calificación soberana del Perú por parte de Moody’s debería impulsar los proyectos de infraestructura y las Asociaciones Público Privadas, aseguró Luis Felipe Arizmendi, presidente de GPI Valores.

Según Arizmendi, la buena nueva de la agencia calificadora no solo brinda tasas de interés más baratas, sino que también impacta en la economía brindando mejores expectativas en los inversionistas, por lo que “sería el momento ideal para potenciar nuestra infraestructura “.

“Una mejor calificación crediticia tiene dos beneficios tanto de corto como de largo plazo. La de corto plazo beneficia a los pensionistas de AFP, porque hay un buen porcentaje de ellos que mantiene carteras en renta fija, por lo que sus resultados impactarían positivamente, frente a tasas de interés más baratas”, agregó.

Mencionó que en el largo plazo, el beneficiado es el Perú porque coloca al país al mismo nivel de México y sólo por debajo de Chile dentro de los países de Latinoamérica. En tanto, Brasil, está todavía por debajo.

“Estamos dentro de un club de países que cuidan sus inversiones, y hay una buena proyección hacia el futuro. Caso contrario sucede en Venezuela y Colombia, cuyas economías están en riesgo especulativo y de inversión, respectivamente”, acotó.

Arizmendi afirmó que no le sorprendería que otras calificadoras de riesgo como Fitch o Standard & Poor’s den noticias sobre una mejora de sus perspectivas de riesgo. Así, mencionó que las tres calificadoras de riesgo ven con ‘buenos ojos’ al Perú, pero una (Moody’s) se atrevió a dar el primer paso.

“Si se confirma una gestión política adecuada (elecciones regionales y municipales), no me sorprendería que otras calificadoras de riesgo evalúen subir la nota soberana del Perú”, acotó.

Además, el presidente de GPI Valores resaltó que una calificación de riesgo depende de tres

Factores: político (institucional), socio-cultural y religioso (que demuestre una integración en la Nación), y por último, una integración económico-financiera.

“El Perú está bien posicionado ya que posee mejores ratios financieros que otros países desarrollados, pero debe reforzar al Estado y sus profesionales, ya que deben dar la talla y ser un apoyo para la sociedad, mas no un estorbo”, agregó.

Contexto de desaceleración económica

Arizmendi opinó que todo componente económico tiene un estado psicológico, e influye en la confianza del consumidor con un shock. “La desaceleración surge de un escenario pesimista”, acotó.

“Quizás no crezcamos a 6 o 7%, pero el Perú puede sostener crecimientos entre 5 y 6% por muchos años más: 10, 12, o 15 años, mientras avance en proyectos de infraestructura y la clase media emergente siga mejorando su capacidad de ahorro y consumo”, subrayó.

Fuente: Gestión